Mirian Ayala

Redactora SEO y Copywriter

Hace poco, tuve una pequeña conversación con Walter, un potencial cliente, y digo pequeña porque no pasó más allá de 15 minutos, en ese lapso apenas pude saber, a breves rasgos, de que se trataba su negocio, qué es lo que vendía y como iba hasta el momento; sobre el cliente, tampoco llegué a saber mucho; fue, precisamente, ese el motivo por el que Walter, un hombre de voz firme y gruesa, cerró pronto la llamada, porque aducía que debía abrir pronto su negocio ya que en las últimas semanas su negocio ha experimentado poco movimiento y sus ventas han decaído, por ello no debía tardar en abrir el local y esperar que los clientes lleguen;  preocupado y sin más cerró el teléfono indicándome que muy pronto daría una respuesta a mi propuesta de crearle a su negocio una página web con contenidos de valor.

¿Tú te preguntaras y que son los contenidos de valor y cómo influyen en un negocio como el de Walter y muchos otros?, pues bien empecemos conociendo lo primero:

 

¿Qué es un contenido de valor?

El contenido de valor es aquel contenido principal que se crea y se difunde para tus potenciales clientes o consumidores con el único afán de atraerlos hacia tu empresa o marca y de conectar con ellos, es un contenido útil e importante enfocado en resolver ciertas inquietudes o preguntas que tiene el usuario, o encaminado a resolver ciertos inconvenientes. El objetivo del contenido es crear un ambiente de confianza entre el dueño del negocio y el cliente; y fidelizarlo.

Entonces ¿cómo vender contenidos de valor y cuál es la forma más segura de venderlos a tu potencial cliente para que su negocio se vuelva visible en el internet, aumente sus ventas y, además, sea próspero y exitoso?

Vamos a enlistar tres puntos que debes considerar si estás en el camino de vender contenidos de valor:

  1. Conoce a tu potencial cliente
  2. Confirma el valor que incluyes en tu contenido
  3. Despierta sensaciones con tus contenidos

1. Conoce a tu cliente.

Conocer a tu cliente implica tomarse un buen tiempo para saber más de él, cuáles son sus deseos y qué proyectos tiene en mente, qué vende o qué compra, qué servicio ofrece, qué beneficios tienen los productos que vende; éste es el modo como tú lograrás identificar los aspectos más importantes, los pro y los contra, las ventajas y desventajas que tiene para poner en práctica tu estrategia de contenidos. Es necesario que conozcas a tu cliente potencial sino no sabrás que ofrecerle. Un consejo adicional e importante en la creación de tus textos debe ser que siempre interfiera la originalidad, la novedad y la sorpresa.

2. Confirma el valor que incluyes en tus contenidos.

Tus contenidos tienen que ser realmente buenos a tal punto que captes la atención de los usuarios, que sean ellos quienes después de leerte los que te busquen por tus grandes contenidos de valor. Aumentar tus visitantes es lo ideal para que continúes montaña arriba creando contenidos que eduquen, informen y proporcionen ese valor, es decir esa información útil, que tanto espera la audiencia. Definitivamente que tus textos o contenidos tienen que solucionar algún problema del potencial cliente así é se verá satisfecho con las soluciones que has dado a sus problemas.

3. Despierta sensaciones en tus contenidos.

Debes crear textos basado en las necesidades de los potenciales clientes, ya lo hemos dicho, textos enfocados en informar sobre sus características y beneficios. Puedes usar la técnica del story telling porque es mediante ésta habilidad que dejas huellas en la cabeza del cliente, debes ser capaz de crear una reacción súper potente, que lo emociones para que vuelva cuantas veces quiera hacia ti.

Si deseas que te ayude a crear contenidos de valor que atraigan a tus potenciales clientes no dudes en llamarme al WhatsApp, tu sitio web será aquel lugar dónde tus clientes potenciales encuentren todo lo que desean sin tener que ir a ningún otro lado que no sea el tuyo.